Red Nosotras en el Mundo

Violencia hacia una trabajadora doméstica

Del 6 de septiembre de 2013
Autora: Centro de Comunicación y Género Córdoba
Ámbito: Argentina
Temática: Derechos laborales , Violencia contra las mujeres
Formato: Entrevistas
1 audio

0


Por una decisión fiscal sin precedentes, Teresa Beatriz Nourikhan está detenida e imputada por dos delitos graves tras forzar a su empleada doméstica, una mujer peruana de unos 30 años, a firmar una carta documento de renuncia laboral.



La imputada primero acusó a la trabajadora de haberle sustraído, en noviembre del año pasado, la suma de 300 pesos. Ante esta situación, la habría obligado a desnudarse al frente de sus hijos. Tras el incidente, la empleadora obligó a la fuerza a la trabajadora a subir al auto de la familia, la llevó a una sucursal de Correo Argentino y la obligó a que envíe una carta documento bajo la amenaza de que, si no lo hacía, no le iba a devolver el documento nacional de identidad (DNI). La imputada fue trasladada a su hogar, en el barrio privado La Reserva, para cumplir la detención de manera domiciliaria, beneficio previsto por ley que se otorga a personas que tienen a cargo hijos menores de 5 años.

Sobre todo lo sucedido, conversamos con Alcira Burgos, del Sindicato del Personal de Casas de Familia de Córdoba (Sinpecaf)



Descargar: 20130905-Alcira_Burgos-Sinpecaf.mp3 - 6.7 MB - MP3

Los contenidos de la Biblioteca Sonora están con licencia Creative Commons

Atribución-NoComercial-CompartirIgual 2.5 Genérica (CC BY-NC-SA 2.5)

Puedes hacer uso libre de todos los materiales citando la fuente. Además, nos interesa conocer los usos que haces de los audios.
Para compartirnos esa información escríbenos a rednosotras@rednosotrasenelmundo.org








QUIENES SOMOS
RED NOSOTRAS RADIO

BIBLIOTECA SONORA
BUSCADORA

HACIENDO ECO

HERRAMIENTAS

SERVICIOS DE COMUNICACIÓN
REBELADAS

SUSCRIBITE

APOYANOS

CONTACTANOS
Copyleft - Todos los Derechos Compartidos
El uso, reproducción, copia, reutilización y redistribución de los contenidos de este sitio son libres.
Se agradece citar la fuente